Inicio INICIO Cuento de los cuatro cerros de Pacayhua la tierra generosa

Cuento de los cuatro cerros de Pacayhua la tierra generosa

0
34

CHUSKU JIRKAPA WILAPAM

(CUENTO DE LOS CUATRO CERROS)

Centro Poblado de Pacayhua – Distrito de Margos – Huánuco

********************************************

Había una vez un gentil hombre que se casó en primera nupcia con una mujer hermosa como la Flor llamada Shaqapitawayta, en la localidad de Choras (Yarowilca).

Tenía tres hijas por cualidad y que se le parecían en todo.

El marido, tenía otra hija con otra mujer, pero con una bonita dulzura; lo había heredado de su madre que era la mejor persona del mundo.

 Los jóvenes: Shilish Rumi, Chaupi Jirka, Ichik punco y Pichgas Punta se fueron a pasear por las alturas de Garu (actual ciudadela) perteneciente a la localidad de Choras (Yarowilca). Estos jóvenes, cuando estaban almorzando su KUWAY (papa asada) en el Huaychaupunta, aparecieron cuatro hermosas muchachas con hermosas ropas de colores vivos, al ver estos jóvenes fueron al encuentro llevando cada uno en sus manos el KUWAY para que lo invitaran.

Las jovencitas cuando se encontraron cada uno empezaron a decir sus nombres: Shuman Wayta (Flor Muy Bella), Cushi Wayta (flor Alegre), Qantu Wayta (Flor de la Cantuta) y Qori Wayta (Flor Dorada).

AL ver este encuentro, el padre de las muchachas empezó a perseguirlas con honda en la mano. Entonces ellos, empezaron a huir cada uno con sus parejas: Shilish rumi con Shumaq Wayta; Chaupi Jirca Con Cushi Wayta; Ichk Punku con Gantu Wayta y Pishqas Punta con Qori Huayta con dirección a Pacayhua. Después de tres horas de persecución, el padre de ellas como era mago, al no poder atraparlo a todos ellos lo convirtió en eternos vigilantes de Pacayhua. Actualmente se conocen como los cerros Shilish Rumi, Chaupi Jirka, Ichik Punku y Pishqas Punta (pertenece a la Localidad de Huancacancha – Margos).

“TSAYLATAMI WILAPARCÖ QAMKUNA MUSYAPAKUNAIKIPAQ”

“SOLO ESO LES CUENTO PARA QUE USTEDES SEPAN”

Red. by: Moisés Víctor Esteban Herrera.

Fotografía: Wilmer Ponce

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here