Declaran Patrimonio Cultural de la Nación a la danza de Los negritos de Huánuco

Ayer en horas de la mañana el Presidente de la República, Francisco Sagasti, entregó al alcalde provincial de Huánuco José Luis Villavicencio la resolución que declara a la Danza de los Negritos de Huánuco Patrimonio Cultural de la Nación.

Mediante la resolución viceministerial N°000166-2021 – VMPCIC/MC, el Ministerio de Cultura del Perú declara patrimonio cultural de la nación a tan emblemática danza huanuqueña. La norma publicada ayer en el Diario Oficial El Peruano resuelve: Artículo 1.- Declarar Patrimonio Cultural de la Nación a la danza Los Negritos de Huánuco, de la provincia deHuánuco, en el departamento de Huánuco, por constituir una variante particular de un género de danza muy difundido en toda la región andina; por entrelazar en su representación motivos muy diversos tales como la esclavitud, la servidumbre, un retrato del poblador pagano y la manumisión; por configurar un discurso coherente y una visión de la historia y sociedad andinas; y por expresar una intensa devoción religiosa a través de una estética de gran riqueza visual, musical y dancística; todo lo cual la ha convertido en un emblema de identidad para la región.

El trabajo en conjunto de la Municipalidad Provincial de Huánuco, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Huánuco y el aporte de directivos de cofradías, escritores, historiadores, músicos, periodistas y representantes de la sociedad civil, rindió frutos.

Expediente técnico estuvo elaborado por Rolando Santiago
Cabe resaltar la destacada labor del investigador y docente Rolando Santiago quien tuvo a su cargo la elaboración del expediente técnico para la declaratoria. Su abnegada labor le ha permitido lograr la declaratoria como patrimonio cultural de la nación de siete manifestaciones culturales del departamento.

La entrega de la resolución que formaliza la declaratoria se realizó con la presencia del ministro de Cultura, Alejandro Neyra. El presidente Sagasti llegó a Huánuco para entregar un lote de más 13 000 dosis de vacunas contra la COVID-19.

El Ministerio de Cultura declaró a la danza Los Negritos de Huánuco como Patrimonio Cultural de la Nación, por constituir una variante particular de un género de danza muy difundido en toda la región andina y que expresa una intensa devoción religiosa a través de una estética de gran riqueza visual, musical y dancística que la ha convertido en emblema de identidad para el departamento de Huánuco.

Mediante una Resolución Viceministerial publicada hoy en la separata de Normas Legales del diario oficial El Peruano, se indica que las danzas conocidas como Negritos, con sus diversas variantes regionales, forman parte de un género de danza muy difundido en la región andina, en el que coinciden motivos de fuentes muy diversas y que podría resumirse en dos órdenes.

El primero es la presencia de pobladores de origen africano, que llegaron con la implantación del régimen colonial en calidad de mano de obra esclava. El segundo derivaría de la difusión de danzas españolas en las que se representaba al musulmán de piel oscura, caracterizado con trajes lujosos. En todas estas versiones, estas representaciones están plenamente integradas no solo a la ritualidad cristiana sino a la derivada de la cosmovisión andina.

La presencia de estas expresiones impactó profundamente en la imaginación del poblador andino que, bajo influencia española, representó en múltiples expresiones coreográficas.

Aunque la población de origen africano tuvo mayor presencia en la costa, las danzas que representan a este nuevo estrato social y étnico se hicieron muy populares en la región andina.

Danzas forman parte de las festividades del calendario católico
Estas danzas suelen formar parte de festividades del calendario católico como la natividad o en honor a una Virgen, como la Virgen de la Candelaria. En los referentes de estas danzas también está presente una alusión a la misma población nativa, cristianizada y sometida al régimen de servidumbre.

Teniendo en cuenta la complejidad de tales referentes, se entiende que este género de danza tenga versiones muy diversas, dependiendo del sentido de la representación, lo cual deriva a su vez de las coordenadas históricas de cada tradición local y regional.

Con esta distinción, los Negritos de Huánuco se suman a las danzas Hatajo de Negritos, las Pallitas, la Morenada, Negritos de Ingenio, Negrería de Huayllay, Negros de Malvas, Negrillos de Andahuaylas, Negritos de Huayllán y Negritos de Marcas, y Negritos del Suroeste de Huaytará, también declaradas como Patrimonio Cultural de la Nación.

Negritos de Huánuco
La danza Negritos de Huánuco es una de las versiones más conocidas de este género en el país, erigiéndose por su esplendor visual y sus componentes, en un emblema de la tradición popular huanuqueña y de su compleja historia.

Las referencias históricas indicarían que no habrían llegado a la región grandes contingentes de población de origen africano, presencia que además parece haberse limitado al primer siglo de vida colonial. Una historia difundida en varios textos atribuye el origen de la danza a las iniciativas de Fermín García Gorrochano, caballero español que hacia 1620 residía en una finca ubicada en lo que es hoy el perímetro de la Plaza de Armas de Huánuco, quien reorganizaría las danzas religiosas originarias de sus esclavos bajo un patrón de danza cortesano, como vehículo de veneración al Niño Jesús.

De esta iniciativa no solo saldría el nombre del personaje de la cuadrilla llamado “Corrochano” o “Corochano”, sino el frecuente recurso del látigo, que remite al uso de la fuerza por parte del patrón español, tanto sobre los esclavos como sobre las poblaciones nativas sometidas al régimen de servidumbre.

Desde sus orígenes en el Virreinato, la organización de esta danza estuvo a cargo de las cofradías, organizaciones dedicadas al culto y mantención de los templos, correspondientes a los barrios y anexos antiguos de la ciudad de Huánuco, las cuales organizaban el cuerpo de baile de negritos bajo la modalidad de cuadrillas.

Cofradías de Huallayco y San Juan
Las cofradías de los barrios de Huallayco y San Juan son de las primeras de las que se tiene registro que organizaron cuadrillas de Negritos. Esta forma de organización fue superada por el crecimiento urbano del siglo XX, siendo las únicas de corte tradicional que se mantienen hoy en día.

Actualmente son las cofradías de los barrios, distribuidas por los actuales distritos de la ciudad de Huánuco y de los distritos dentro de la provincia homónima, quienes conforman las cuadrillas de Negritos.

A través de esta forma de asociación, la participación de la población huanuqueña se ha hecho creciente. En las tres últimas décadas esta popularidad se ha acrecentado, existiendo hoy en día alrededor de un centenar de cuadrillas.

Las cuadrillas de los Negritos tienen un papel protagónico en la Festividad del Niño Jesús, que se celebra en la ciudad de Huánuco entre el 24 de diciembre y el 19 de enero.

Actualmente la Festividad del Niño Jesús está a cargo de los mayordomos, quienes contratan a las cuadrillas de Negritos, a las bandas de música. Elegidos el año anterior, los mayordomos deben escoger con anticipación a los caporales, de entre los más experimentados bailarines. Cada día de fiesta tiene un mayordomo distinto, que es reemplazado formalmente al finalizar la jornada del día, con un acto ritual llamado “trucay”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here