“Aquí les traigo alguna cosita”, “Disculpen que no traiga más, pero vengo caminando”, dijo doña Albertina Flores, cuya tierna historia, de humildad y generosidad, se viralizó en las redes sociales.

Albertina Flores Gonzáles, es una humilde campesina de Cajamarca, ella caminó varios kilómetros cargando los productos que ella misma siembra para donarlos a un comedor popular de la mencionada región que asiste a las personas que han sido afectadas por el covid-19, cuya historia se ha viralizado recientemente en las redes sociales.
La mañana del domingo 17 de mayo, la humilde mujer llegó al comedor popular de Pimpingos de la región de Cajamarca, al norte de Perú, con sus alforjas al hombro, dispuesta a donar parte de su cosecha como una muestra de apoyo a las personas que ahí cumplen su aislamiento por contagio de COVID-19.
Doña Albertina solamente dijo: “Aquí les traigo alguna cosita”, “Disculpen que no traiga más, pero vengo caminando”, agregó.
Esta tierna historia, de humildad y generosidad, fue compartida en las redes sociales por un trabajador de la Municipalidad Distrital de Pimpingos, donde rápidamente se viralizó.

Tras conocer su historia, muchas personas le han devuelto con creces la ayuda y le han hecho llegar comida y dinero para compensar su noble gesto.
Una semana después de ocurrido este hecho, los trabajadores del comedor popular de Pimpingos, visitaron a Doña Albertina en su comunidad y le llevaron comida y dinero que había sido enviado desde Lima por una persona anónima que conoció su historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here