(HISTORIA) 

Danza de los negritos en la ciudad de la eterna primavera los caballeros León de Huánuco
Si bien con ocasión de la Navidad, en varios poblados andinos del Perú hay
variantes de esta danza peculiar, aquella que ha ido progresivamente ganando protagonismo debido a su evolución formal atrayendo turismo
nacional e internacional es la Danza de los Negritos de Huánuco.
Esta ha sido declarada como Patrimonio Cultural de la Nación el 3 de agosto de 2005 (1042/INC-2005).
Aunque se ha afirmado reiteradamente que esta danza —que involucra la figura de negros en situación de esclavitud y su
posterior liberación en el siglo XIX—  tiene su origen en el virreinato, cuando éstos trabajaban en las haciendas, estancias, asientos
mineros de los españoles y criollos, esto resulta poco probable.

 

Danza de los negritos en la ciudad de la eterna primavera los caballeros León de Huánuco.

Historia de los Negritos de Huánuco:

La cofradía de Los Negritos de Huánuco es una expresión artística popular que se se remonta a la época colonia cuando los
esclavos negros eran traídos del lejano  África para realizar trabajos rudos en las haciendas de Huánuco, la minería y los conventos.
Cuenta la tradición que viviendo en su esclavitud sólo eran permitidos de celebrar y danzar los días de Navidad donde los
negros se ataviaban de plumas arrastrando sus cadenas en un baile de saltos y piruetas alegremente .
Esas diversas cofradías de negros han sido la base para las actuales cofradías en todo Huánuco.
Las cofradias nombre que proviene del lugar de origen de donde fueron traídos sus primeras apariciones los hicieron en las haciendas,
los danzantes al zon froide del bombo visitaban los nacimientos allí bailaban y bebían, adoraban con cantos y aplausos. los dueños de
los nacimientos en recompensa les invitaban huarapo y shacta así le hicieron años sucesivos y de esta manera se institucionalizo el baile y
danza de los negritos de huanuco con el correr de los años los hombres de color fueron extinguiéndose por lo que tuvieron ser reemplazados
por los ya mestizos. como la danza era de los negritos estos tuvieron que confeccionarse mascaras para cada cuadrilla de negritos o
grupos de danzantes.
Si bien se desconoce con exactitud cuántos esclavos laboraron en las propiedades agrícolas de la región de Huánuco, principalmente en el
valle del Pillco, entre finales del siglo XVI y la Independencia, los historiadores sobre el tema concuerdan en señalar que debieron ser entre
200 y 300 individuos, contándose entre ellos mulatos y zambos, traídos mayormente del Cafre y África.  De acuerdo a las narraciones de
viajeros de la época, la etnia negra se diluyó en Huánuco a finales del siglo XVIII, principalmente a través del mestizaje.
para algunos relatan que empezó en nochebuena. Los negros a un principio esclavos tenían prohibido adorar al Niño Jesús, que era el señor
de sus amos, por lo que ellos mismos se crearon la imagen de un niño a la cual adorar. Usando sus cadenas para hacer ruido, empezaron
a bailar en sus recintos para dormir, generando la curiosidad de la señora de su amo, que fue a verlos, y al quedar deleitada por el baile de
los negros (que ella pensaba iba dirigido al niño Jesús, cosa que no es del todo falsa) les regalo ropa nueva y los llevo al patio de la casa a que
siguieran danzando.
El amo, al oír todo el ruido que estos producían, salió, solo para ser tomado por su esposa para empezar a bailar con los negros.
Desde entonces nació la Danza de los Negritos junto con 2 de sus personajes mas característicos “El Turco y la Dama“, quienes representan
a sus amos.
La fiesta de los Negritos de Huánuco iniciaba cada año al atardecer del 24 de diciembre y culminaba en la antepenúltima semana de enero,
alrededor del 19 de dicho mes. Actualmente en la ciudad de Huánuco, la festividad comienza a finales de año, mientras que en el distrito
de Santa María del Valle y en otros centros poblados del interior del departamento, se mantiene la tradición del inicio en Nochebuena.

La fiesta forma parte de un contexto celebra torio mayor, que es la Navidad, cuyo momento trascendental es la Adoración del Niño Jesús.
Su estructura fomenta la participación de toda la sociedad, desde los mayordomos, procuradores, invitados y pobladores en
general, que se unen a la fiesta en calles, plazas, plazuelas, iglesias, patios de los vecinos y casas de los mayordomos, involucrando otras
actividades que se yuxtaponen, tales como la visita a los nacimientos, el reparto de empanadas, asistencia a misas, comercio de objetos
asociados con lafiesta y otros, derivando en una de las más grandes y mejores fiestas que la ciudad de Huánuco tiene para ofrecer.

PERSONAJES PRINCIPALES DE LOS NEGRITOS DE HUÁNUCO :

El inicio del baile es realizado por ”Los Caporales”, Son jefes mayores, quienes enseñan al resto de los negritos las diferentes
mudanzas.
Guían y ordenan a los “pampas” que mudanzas hacer. Se visten de manera más vistosa y se colocan a la cabecera de cada lado de
la cuadrilla, bailando de manera más elegante y señorial. representados por dos negros con los rostros cubiertos con máscaras
relucientes de cuero, elegantemente vestidos con trajes de terciopelo oscuro, bordados con hilos de oro y plata, cintas de cristal,
lentejuelas, se atavían con adornos caprichosos que cuelgan de su pecho y en los hombros portan
charreteras doradas.
Representaba los caporales de las cuadrillas de peones de las haciendas, son directores de las faenas de trabajo de campo de los negros.
Son dos caporales por una cuadrilla de negritos. De vez en cuando, encabezan bailando, generalmente caminan por el centro de la cuadrilla,
en el desplazamiento por las calles de la ciudad.

LAPASTORINA.- Sombrero rígido de cartón forrado, parecido al de charro mejicano, con tiesas alas de cuyos bordes cuelgan

mallas de perlas menudas. Una toquilla, cinta ancha, bordea el sombrero con el nombre de la cuadrilla o cofradía de los negritos.

Un plumaje o penacho multicolor, de un metro de altura se rige verticalmente del sombrero, ajustado con un pasador largo

al cuello del negro. Antiguamente se usó el sombrero de paja.

 LA MASCARA.- Es de charol negro con rasgos físicos de un africano, con los ojos salientes de vidrio. Boca abierta o semi abierta
con dientes blanquecinos, labios gruesos y rojos. Cada máscara, se diferencia de otras por su particular expresión facial, ya sea de
serenidad o de tristeza. Además están adornadas de collares de perlas, que dan mayor vistosidad a los negros.
Los negritos por norma, no deben sacarse las máscaras para no ser identificados. Los niños temen mucho a estas máscaras.
EL COTÓN.- Especie de chaqueta o casaca.
Es de terciopelo azul, blanco, negro, verde. Grande o de otro color primorosamente bordados con dibujos de tipo barroco,
con motivos navideños, temas nacionales, animales, plantas, etc, entretejidos con hilos dorados o plateados con incrustantes
de perlas, lentejuelas, cuentas de cristal. En los hombros llevan charreteras doradas y brillantes. Asimismo cintas largas de
varios colores, penden desde ambos hombros del negro hacia la espalda hasta la altura de los tobillos.
EL CHICOTILLO.- Es una cadena de eslabones de metal, rematada en una campanilla que es agitada con la mano derecha, al
compás de la música y los pasos de la danza. Al bailar el chicotillo es extendido con las dos manos en forma horizontal.
Antes el chicotillo era de planta hoy es de plomo.
LOS BOTINES.– Están bordados de terciopelo del mismo color que los cotones.
En los laterales rezan los hombres de las cuadrillas a la cual pertenece.
EL PANTALÓN Y LA CAMISA.– El pantalón es de seda, con franjas bordadas en los laterales que se adhieren desde la cintura
hasta los tobillos. A manera de guirnaldas, llevan pañuelos adheridos con prendedores a la altura de los muslos delanteros y en la
parte posterior a 2 ó 3 niveles. Cada día, la cuadrilla cambia de color de los otros.
Los pampas, tienen pantalones del mismo color, menos los caporales. Las Camisas son de color blanco por lo general.
También cambian de color cada día.
LA CORBATA.- Es bordada del mismo color de los cotones y botines.
Algunas corbatas al centro llevan el estampado de la virgen del Niño Jesús o el Señor de Burgos, como la cuadrilla de la catedral.
Antiguamente, los pampas utilizaban un tubito de plata llamado la bombilla colgado en el pecho que servía para beber licor,
guarapo o chicha, pero sin sacar la máscara.
LOS NEGRITOS DE PAMPA.- Son los negros que obedecen las órdenes de los caporales y ejecutan las mudanzas enseñadas.
La música es festiva y el bombo lleva el ritmo característico.
10 a 12 parejas bailan en 2 filas. Los negros visten un cotón adornado en lentejuelas y cintas, un sombrero de plumas, una máscara de
negro y en sus manos llevan una “chicotillo” que representa la cadena de la esclavitud. Los “chicotillos” finalizan en una campanilla,
que hacen sonar a la vez que ejecutan la danza.
COROCHANOS.-
A medida que la danza iba creciendo, se incluyeron a otros personajes principales y pintorescos.
Así por ejemplo, en Huánuco por aquellos años, vivía en nuestra ciudad un barbero apellidado Gorrochano descendiente de Don
Fermín García Gorrochano. Por herencia, era cascarrabias y enemigo de los niños, quien chicote en mano trataba de enseñar a
los niños, el respeto a los mayores, por lo que los pequeños le tuvieron terror y pánico.
Cuando éstos se hicieron jóvenes, en navidad, aparecían lo negritos y para ridiculizarlo se disfrazaban de Corochano y espantaban
a los niños, a medida que los danzantes avanzaban por las calles.
El Gorrochano o Corochano, como se les llama actualmente, es un personaje autoritario y satírico.
Representa a los Corregidores españoles (representación burlesca del corregidor español) (Varallanos 1987: 13).
Durante el recorrido de la cuadrilla, algunos Corochanos danzan por su cuenta al compás de la música y otros abren campo, guardan el orden en
los espectadores, corrigen los errores que cometen los pampas o los reemplaza, desvían el tránsito, solicitan algún regalo en la bodegas,
sino roban descaradamente lo que encuentran en su paso, también enamoran a las muchachas, cargan bebés o criaturas, persiguen a latigazos
los mozuelos que les fastidian o sueltan alguna gracia a las personas según sus edades.
Los Corochanos, son los únicos personajes permitidos a hablar o dialogar con el público.
Se disfrazan con máscaras blancas que simbolizan a mviejos y calvos con sus narices rojas, alargadas y torcidas hacia arriba,
con bigotes, barbas blancas y largas; algunos corochanos lucen colmillos y narices de chancho, perro ó mono.
  • Llevan sombreros negros de tipo cordobés con cintas y plumas. Cubre su cuerpo con una levita negra, especie de capa o sacón, que por
  • la espalda llega en dos puntas hasta las pantorrillas.
  • En los hombros cargan las charreteras doradas o plateadas con cintillos amarillos o blancos.
  • A esto se agregan las franjas, pecheras o chalecos, fajas, corbatas y botines bordados.
  • Los pantalones son de seda, camisas y guantes blancos.
  • Pañuelos prendidos a la altura de los muslos; así completan los disfraces.
  • Con la mano derecha empuñan la matraca y con la izquierda el rebenque o chicotillo, que le permite al corochano mantener la disciplina y el orden.
EL TURCO Y LA DAMA.- Son otros dos personajes, que representan a los tratantes de los negros.
Ellos, mientras la cuadrilla de negritos danza, orgullosos, como si fuesen dueños de la fiesta, se pasean de un extremo a otro, tomados
de los brazos.
Como amos, caminan vistosos, elegantes y orgullosos alrededor de la cuadrilla como muestra de poder.
El turco, representa al encomendero español y la dama a su esposa.
El turco es el encomendero poderoso señor, que cobra los tributos y negocia con los indios, se viste casi igual que el abanderado con zapatos
finos, medias largas y pantalón corto. Una casaca con faja a la cintura, capa, máscara con bigotes y peluca, sombrero de cordobés con plumajes y
guantes blancos.
La Dama, o matrona española, luce un vestido de gala, una saya que cubre el cuerpo, guantes blancos, sombrero cubierto con velo blanco y su
cartera. Algunas damas llevan anteojos claros.
El turco y la dama, siempre se desplazan de brazos.
El turco, coge con el brazo derecho al de la dama y ella con el brazo izquierdo, así participan en la danza, con pasos suaves moviendo el cuerpo levemente de un lado a otro al compás de la música.
LOS ABANDERADOS.- Portan la bandera Peruana y la bandera Argentina.
Ellos, fueron incorporados a la danza para perennizar la independencia, fruto del esfuerzo ambas naciones para lograr la independencia.
Representan al Alférez Real de la corona española y fueron los miembros de los cabildos que portaban el Estandarte de la Corona española, la bandera de España en las ceremonias y desfiles.
Al producirse la independencia nacional, fueron reemplazados por las banderas argentina y peruana, en recuerdo a San Martín ó libertador de los negros (varallanos 1987:13).
Sus disfraces, son como de los toreros. Pantalón y casaca de seda de la misma tonalidad de color, corbata michi, mocasines o zapatillas, medias y
guantes blancos, gorros de torero: las máscaras con bigotes, que reflejan personajes de color blanco, son de mallas delgadas.
Ellos, bailan en torno a la cuadrilla o en el centro de ellas.
Danzan con pasos altos y largos. Con la mano derecha llevan el asta de la bandera medio desplegada y la otra mano al cinto.
En el desfile toman la delantera, seguidos por los negros guiadores. Durante la mudanza, baila indistintamente pero manteniendo el
compás y la distancia de su compañero.
MOVIMIENTOS DE LOS NEGRITOS.- Consiste en el desfile de la cuadrilla, por las calles de la ciudad haciendo visitas
a los templos de Huánuco, instituciones públicas y nacimientos del niño Jesús.
Se desplaza en columna de dos, ejecutando las danzas al compás de la música, en forma sincronizada derrochando belleza
en coreografía y vestimenta.
Cada día, trasladan al Niño en anda conducido por señoritas uniformadas desde el domicilio del mayordomo hasta el templo,
la comparsa se desplaza al son de la música, cohetes y aglomeraciones del público transeúnte y vecinos.
MUDANZAS.-
Llamadas figuras o números, se ejecutan en el frontis de los templos, Instituciones públicas y domicilios.
Donde hay nacimientos del Niño Jesús.
Las mudanzas pueden ser de 3 a 5 o más figuras.
Los Caporales, se ubican a los extremos de las dos columnas desde allí se desplazan con pasos rítmicos, dando ligeros saltitos hacia
adelante con un pie y el otro suspendido.
Al encontrarse en el centro, empiezan a mostrar figuras, que consiste en ciertos movimientos sincronizados por ambos caporales.
Los movimientos demuestran gallardía y belleza, regresan a su posición inicial.
Terminada la demostración de los caporales, los pampas deben repetir los mismos pasos de la figura cada mudanza, tiene su nombre y su significado y se diferencia de las anteriores por el particular movimiento que realiza

los caporales, en el centro una de ellas se llama por ejemplo:

Tirabuzón, cuando bailan mirándose por los costados.
Las Mudanzas, fueron consideradas por el escritor Esteban Pavletich (1972:5) como un ballet popular, donde los caporales ponen como
muestra la figura inicial de la Danza, breves y rítmicos saltos, apoyándose ya sobre el pie o sobre el otro y entre cruzando primeramente los
brazos y seguidamente las piernas, sin romper en ningún instante la cadencia de la música.
La cuadrilla, integrada por los negros más Jóvenes acompañan las evoluciones de los Caporales, haciendo tintinear armoniosamente sus
campanillas y seguir con atención los movimientos que aquellos aderezan.
ADORACION.-
Se realiza delante de la imagen del Niño Jesús, en el interior o en el frontis del templo o domicilios, donde haya nacimientos todos sin
  • Pastorinas, ni sombreros, solo con mascaras. Los caporales y pampas en pareja, se desplazan ante el Niño.
  • Allí, uno de ellos se arrodilla
  • y el otro, da vuelta alrededor de su compañero con las manos hacia arriba, agitando la campanilla a manera de palmada, demostrando su
  • reverencia y alegría por el nacimiento del Niño Dios.
  • Las parejas, se turnan en el culto.
  • Cada pareja, se acerca al Niño, efectuando determinado número que pueden ser con las manos en Cruz, sobre el pecho con los chicotillos
  • en cruz, o acercarse arrodillados como lo hacen de la Catedral.
  • Terminado la adoración por parte de los Negritos o pampas, los Corochanos se acercan a la imagen en columna, tomando con las manos, las puntas de las levitas y danzan delante del Niño, dando palmadas a sus cabezas calvas, en son de alegría por el Nacimiento.
La Danza de los Negritos, conocida también como la ‘Cofradía de los Negritos‘, es una danza folclórica original de Huánuco
y está ligada a las festividades de la Navidad y los Reyes Magos .
En Huánuco, esta danza va evocando a través del ritmo candencioso de su danza el esplendor de pasadas épocas virreinales y
el trabajo en los campos agrícolas. También constituye una expresión genuina de la alegría por su libertad y emancipación.
El baile de los Negritos, una de las danzas más populares del centro peruano – Huánuco -, El 3 de noviembre de 1854, 
el Mariscal Ramón Castilla, promulga  la Ley de Libertad a los esclavos negros.
Estos, en multitud se retornaron a sus lugares de origen.
Esta ley dio origen,   al nacimiento de una danza,  que se propagó a los lugares muy apartados del Perú.
Actualmente, es bailada por hombres de ascendencia indígena, pero con el mismo contenido histórico – social.
Relatando sus penurias y la liberación de los esclavos negros, como recuerdo de
su descendencia.  Se baila en muchos pueblos del Perú, bajo diferentes
nombres: Morenada, Negrería, Pachawuara, Negros viejos, Rey Moreno,
Negritos, etc.
Esteban Pavletich, sostiene que  la danza “Los Negritos de Huánuco” tuvo su
origen,  en los galpones de los esclavos. Salió a las calles, cuando
llegó de Huancayo la noticia de la liberación de los negros. Por ellos,
se celebra en los últimos días de diciembre, coincidiendo con la fiesta
de Navidad.  La danza de “Los Negritos de Huánuco“, que representa
diversos pasajes de la vida de los esclavos negros, desde su llegada en
el siglo XVI y durante la Colonia, hasta su liberación, se baila desde
el 24 de diciembre hasta el 6 de enero en homenaje al niño Jesús.
Mientras tanto, José Varallanos (1987) afirma que la Danza de los Negritos, nació en la Colonia “en las ciudades
y villas de encomenderos y acaudalados propietarios de esclavos”.
  • Porque los negros, mulatos imitaban los bailes, danzas y  música de sus amos, practicando en los galpones, corrales y las plazas públicas.
  • En la época de la Colonia los nobles,   daban libertad provisional a sus esclavos durante los días de Navidad.
  • Éstos, para ganarse el sustento, recorrían calles visitando Nacimientos en las casas de los nobles y, vestidos de gala,  con ropa en desuso
  • que les regalaban los amos, bailaban y cantaban ante el Niño Jesús,  a cambio de la comida y bebida que les ofrecían los señores.
  • Los Caporales y Pampas, nacieron en los fundos. Pero  la  especificación de la danza misma, era una  simulación al problema de la
  • esclavitud por la masa indígena, que se identificaba con los negros.
  • Por la  similitud de  sus  problemas y, como  también sufrían  castigos y humillaciones, la danza, les serviría como válvula de escape,
  • para manifestar su descontento y protesta ante el yugo español.
  • Como quiera que, en el imperio de los incas la iniciación de los príncipes, se celebró con fiestas y regalos, desde  la  Colonia  hasta  nuestros
  • días,  se rinde homenaje   al  Niño  Jesús . Representado por una bella imagen de madera tallada y policromada, con  evidente ascendencia
    española.
  • Lujosamente vestida, con ropajes de terciopelo,  bordados con hilos de oro y plata,  a través de la danza.
Actualmente la de “Los Negritos de Huánuco”,  ha sufrido numerosos cambios desde su origen. Se ha enriquecido con los acontecimientos históricos locales, como iremos viendo  en el estudio del vestuario de los personajes que forman la cuadrilla.
Durante la celebración de la Navidad, los integrantes de diferentes cofradías bailan por las calles de Huánuco ante la población, compitiendo entre
ellos en cuanto al lucimiento de su vestimenta, agilidad y destreza al compás de la música afro-hispana.
Las manifestaciones de alegría y danzas de la cuadrilla de los Negritos con los demás personajes, es realizada alrededor de dos figuras centrales:
”El Turco” y ”La Dama”, símbolos de la nobleza española y propietarios de la hacienda, quienes eran los dueños de los esclavos
hasta el momento de su liberación.
Otro personaje es el ”Abanderado”, de raza blanca, que cubre su rostro con una careta de dicho color, quien se desplaza entre los negritos
portando una bandera de libertad.
Un anciano negro llamado Jacinto decía: “De dicha devoción al niño Jesús, nació una cofradía de negros en la dolorosa circunstancia de esclavitud,
que tenían aquellos negros en la hacienda de Huánuco”; creando así un ritmo y fantasía popular de orígenes indudablemente Afro-Andinas en
nuestro departamento de Huánuco.
  • El Dr. Javier Pulgar Vidal, atribuye a la imaginación popular la letra de la danza.
  • Pareciera, da la impresión que interpretan la siguiente canción:
“Negrito congo
saca tu garrote
para matar gente
como pericote
Negrito congo
saca tu mondongo
para el Curuchano
cabeza de porongo”
                   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here