Compartimos este artículo escrito por nuestro amigo Hevert Ramiro Laos Visag, publicado en la Revista Perú, para dar a conocer la terrible situación del Higueras, al igual que a su hermano el río Huallaga, se está secando, agonizando por las manos sucias de nuestros paisanos, que tiran basura. Estos ríos que alguna vez fueron limpios y saludables; hoy discurren contaminados no solo por las montañas de basura, sino también por las excretas de humanos y animales que son arrojados a través de desagües y camales, los relaves mineros…y el cambio climático.
La idea de esta denuncia, es reflexionar y crear conciencia colectiva sobre el cuidado ambiental, mediante el manejo de desechos orgánicos e inorgánicos, el recliclaje de plásticos, vidrios y otros elementos contaminantes.
Paisanos huanuqueños, dejemos a lado nuestras manos cruzadas, y hagamos campaña !Salvemos los rios: Huallaga, Higueras y los humedales de Huachog! impulsemos campañas de limpieza, recolección de residuos sólidos y desperdicios; también el sembrado de plantas y árboles; unamos nuestras voces, para que sean escuchadas por los gobiernos regionales, municipios provinciales y distritales, instituciones públicas y privadas. Tú voz es importante, pensemos en el legado a futuras generaciones: El agua es vida!

ESCRITO POR : Hevert Ramiro Laos Visag

HUÁNUCO TAMBIÉN MORIRÁ DE SED

Deviene en absurdo imaginar que una población bañada por dos ríos, pueda languidecer de sed en un futuro no muy lejano. Sucede que uno de ellos, el Huallaga, hace tiempo que discurre sumamente contaminado por las excretas que numerosos pueblos vierten en sus aguas y las partículas de minerales que desde muy antiguo bajan de Cerro de Pasco. El Higueras, verdadero dador de vida en Huánuco, es el que más sufre por el cambio climático, la deforestación y la minería ilegal que afectan gravemente la cantidad y calidad de su cauce.
Al respecto se tienen estudios que demuestran que el temido calentamiento global ya está afectando a la ciudad con el mejor clima del mundo, e indican que de no tomarse inmediatamente las previsiones para mitigar sus estragos, en menos de 10 años el caudal del Higueras llegará apenas a los 1000 litros por segundo.
La seria advertencia de que este río prácticamente desaparecerá, fue lanzada el año 2007 por la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y recientemente por la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS), organismos que recomiendan frenar la depredación de sus bosques y áreas verdes y la pronta reforestación de toda su cuenca.
De no adoptarse el plan propuesto, el problema se agudizará entre quienes priorizaremos el líquido elemento para el consumo diario y los agricultores que, en más de 40 kilómetros río arriba, producen los alimentos que también necesitamos. La drástica disminución de nuestra principal fuente de agua, también pondrá en riesgo futuros proyectos como el de una nueva planta de tratamiento en Marabamba y afectará el normal funcionamiento del canal de irrigación que desde Cozo baja con un caudal de 800 litros de agua por segundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here